Enamorate de ti, y después……. de quien quieras

 

 

¿Qué dices? ¿Que me enamore de mi? ¿Eso no suena a prepotencia y arrogancia?

Estas son las palabras que me dijo una clienta cuando le dije con toda la convicción y seguridad “Tienes que enamorarte de ti, y después….. de quien quieras”. Además, sin ninguna duda. Sin pestañear. Cada vez lo tengo más claro. Y ahora, cuando leas estas lineas vas a entender porqué….

A muchos de nosotros nos han dicho desde niños que creernos que somos maravillosos, guapos, poderosos, y todos los calificativos positivos que se te puedan ocurrir, era algo que está muy mal visto, que nos van a tratar de engreídos, prepotentes o egoistas.

Y lo que te voy a decir ahora te va a hacer reflexionar o por lo menos…..te va a hacer cuestionar todo lo que hasta ahora, has creído sobre el significado que le hemos dado a saber reconocer y amar lo que somos en realidad.

Es bastante común escuchar a personas que vienen, se sientan con nosotros y empiezan a soltar un montón de calificativos negativos acerca de su persona, de su difícil situación o de sus propias incapacidades, etc…. Y parece que eso lo vemos “normal”, que no nos chirría.

Sin embargo, si viene alguien que habla acerca de sus logros,  diciendo que tiene buenas  cualidades personales y que está feliz con su cuerpo, consigo mismo y con su vida……Lo miramos y pensamos….Vaya!!…¿Pero quien se ha creído que es?…….. ¿El centro del Universo? ,  ¿ Que está por encima de todos nosotros??…..Menudo egocentrico, prepotente….uff!! ¡¡que se vaya bien lejos!!

Suena bastante fuerte, pero muchas veces he escuchado ese tipo de comentarios……Sobre todo, cuando la persona en cuestión se marcha…..

No nos engañemos. Es fácil emitir ese tipo de juicios. Por que nos han inculcado que eso está mal visto y que tenemos que ser muy modestos  y no creernos que somos tan buenos.

Yo no estoy hablando de ser arrogantes o egoístas,  ni mucho menos de ponernos por encima de los demás. Nada de eso. Es más, la arrogancia, la prepotencia y el egoísmo, precisamente van relacionados con el miedo y en muchos casos esconde un profundo  sentido de inferioridad. Es decir, todo contrario a lo que comunmente se cree.

No somos superiores a nadie, pero tampoco inferiores. Ten esto muy presente.

Lo que yo hablo no tiene nada que ver con el egoísmo, sino con el amor propio. Porque ese es el amor que siempre debes buscar y cultivar . Antes de buscarlo en cualquier otra persona.

Cuando nos amamos y nos respetamos somos más capaces de establecer límites, de lo que queremos y de lo que no queremos en nuestras vidas. Y hay cosas que no debemos tolerar cuando atentan contra nuestra propia valía personal y nuestros principios.

Reconocerte como una persona valiosa y digna de amor hace que ciertas cosas que has soportado por miedo a que te abandonen o a que te excluyan de algún grupo ya no sean negociables. ¡¡Nunca más!! Porque si trabajas en tu amor propio y autoestima, vas a saber lo que realmente vales y mereces, y por supuesto,  vas a tener muy claro cuál es el trato que quieres recibir por parte de los demás.

Existen muchas señales que nos indican que no nos estamos valorando ni amando lo suficiente y en consecuencia nuestra autoestima está siendo afectada:

  • Falta de motivación para conseguir las cosas que quieres
  • Ansiedad y preocupación frecuente
  • Insatisfacción respecto a la vida que llevamos
  • Enfoque constante en lo que nos falta y no en lo que ya tenemos.
  • Incomodidad cuando alguien nos elogia
  • Indecisión
  • Tomar las cosas siempre a modo personal
  • Compararse con los demás……(frecuentemente a la baja, claro)
  • Dificultades para decir “NO”.
  • Postura corporal encorvada
  • Darse por vencido ante la mínima dificultad.
  • etc….

En mi caso personal, he de decir que también me creí que debíamos ser muy modestos y no teníamos que hacer menciones a nuestras buenas cualidades porque nos iban a tachar de personas engreídas, arrogantes, etc….

Además, me parece que es una de las creencias que a mi personalmente más me han limitado durante muchos años de mi vida.

De hecho, descubrí que tenía varios síntomas de baja autoestima y ese fue el principal motivo por el cuál decidí investigar y especializarme en el Coaching de  Autoimagen ( siendo la autoestima una de las partes más importantes).

Alguien me dijo en mi niñez que no me creyera nada de los cumplidos y elogios que las personas de mi entorno me decían. Que no eran verdad. …….Y adivina qué…..

Desde ese momento hasta hace unos años, desconfiaba  totalmente de los cumplidos o elogios que recibía por parte de los demás.

Si alguien me decía que era muy bella, yo inmediatamente pensaba: ” seguro que lo dice por quedar bien, pero no es verdad”….o …..”seguro que quiere algo de mi”….o ….” Que interesada y mentirosa es la gente”

Muchas veces,  no sabemos hasta qué punto ese tipo de creencias limitantes nos están fastidiando la vida y nuestras ilusiones. Tendemos a pensar que hay algo en nosotros que no anda bien. Que hemos tenido mala suerte, o que las personas que nos rodean nos hacen sufrir, o que nuestro entorno no nos apoya y un sin fin de argumentos más….

Pero una vez eres consciente de que lo de fuera nos está reflejando la opinión que tenemos de nosotros mismos, si queremos, podemos cambiar.

Porque tal y como te trates a ti mismo, te tratarán los demás…..

Debemos saber que todos los resultados que tenemos en nuestras vidas vienen en base a como nos sentimos con nosotros mismos, 

 

 

Te aseguro que cuando llegas a ese momento “Aha”, te das cuenta de que puede que  no te estés amando ni valorando lo suficiente y descubres que todo parte de ahí. Porque lo que vemos fuera es un reflejo de lo que llevamos dentro y toda causa tiene su consecuencia, lo queramos o no. Te haces más consciente de que según lo que tu te valores , te ames y te respetes, del mismo modo lo harán los demás.

Con lo cuál, lo que te vengo a decir es que, revises que tipo de creencias tienes acerca de ti, quizá  vienen de tus experiencias o quizá vienen  heredadas de otras personas. Son creencias  acerca de tu valía personal, de lo que ves en el espejo, de lo que crees que eres capaz ,y examina si tienes algunas señales que te está reflejando la vida con  tu situación actual y que te están mostrando como estás en estos momentos. Esto te va a dar mucha información.

Porque cuando detectamos que algo no funciona como queremos en nuestra vida, te aseguro que detrás de ese resultado no deseado existe alguna o algunas creencias limitantes acerca de ti mismo que están operando de forma incosciente y te están impidiendo conseguir las cosas que deseas.

Afortunadamente, yo gracias al Coaching y otras herramientas para cambiar las creencias limitantes por creencias que nos potencian, he conseguido transformar ese autoconcepto que tenía sobre mi y que en el pasado me provocaba experiencias desagradables.

Esto es un trabajo personal. No es una píldora mágica y a mi me ha llevado mi tiempo poder transformar y construir una sana Autoimagen. Ahora siento que  soy una persona más conectada y consciente del verdadero poder que todos llevamos dentro. Sin importar las opiniones de los demás.

Hace tiempo que cuando alguien me elogia por algo….felizmente lo acepto y agradezco. Y te animo a que hagas lo mismo, déjate la modestia a parte…..:-)

Porque el amor de tu vida eres tú. Y lo más importante es que te sientas bien. Así que, enamorate de ti, y después ….de quien quieras…..

Aprovecho para decirte que estoy seleccionando a 10 personas que quieran probar una sesión estratégica de Coaching gratuita conmigo.   No tengo muchas plazas disponibles. Así que si crees que ha llegado el momento de despejar los bloqueos que te impiden vivir con más plenitud y felicidad, consigue ahora tu sesión rellenando el siguiente formulario:

Formulario Pre-sesión

Nos vemos pronto!!!!

¿Qué estás agradeciendo hoy?

Hola chic@s!!

Después de haberme tomado unas vacaciones dedicadas al descanso y la conexión conmigo misma para poder crear cosas nuevas, ya estoy de vuelta con más ganas y energía para compartir contigo todas estas reflexiones que habitan en mi cabeza y que con humildad espero que te puedan servir de ayuda .

Como he estado algo retirada de las redes sociales y de la frenética actividad que llevaba, pensé que me vendría muy bien estar todo lo posible en contacto con la naturaleza . Prácticamente he estado más en la montaña y cerca del mar durante estos días que nunca. Y te he de decir que para mi significa poder retomar ese contacto con uno mismo tan enriquecedor y sanador . Ademas, muchas veces podemos comprobar que   esos entornos nos activan nuestro poder creativo.

Aunque  veces podemos perder nuestra paz  debido a todo ese torbellino de actividades que en nuestra rutina diaria nos atrapa y nos provoca esa desconexión con nosotros mismos provocándonos muchas veces esos sentimientos de frustración y ansiedad que nos impiden brillar como lo que de verdad somos, siempre podemos disponer de algún rato libre para buscar esa conexión con la naturaleza.

Durante todo este tiempo una de las cosas que más frecuentemente me ha venido a la cabeza es el poder de la gratitud.  Y de saber apreciar realmente las cosas y las personas que están en nuestras vidas. Me he dado cuenta de que no agradecemos lo bastante y de que muchas veces se nos olvida ser agradecidos con la vida.

Sé que en ocasiones podemos tener un mal día y pensar que esto es un asco, que tenemos muchos obstáculos para superar, que nos enfadamos con alguien allegado y esa persona es muy orgullosa y no da su brazo a torcer, que en el trabajo nos sentimos infravalorados, que discutimos con nuestra pareja, que nuestros hijos no nos hacen caso, etc.. Y esto no nos gusta, provocándonos desmotivación y ganas de tirar la toalla. O de decir: ¡Parad el mundo que yo me bajo!!

Y por eso precisamente, hoy he pensado que es importante recordar que tenemos muchas cosas ahora ya en nuestras vidas, que aunque no les demos importancia , si no las tuvieramos, lo pasaríamos realmente mal, como tantas y tantas personas en el mundo que hoy están viviendo auténticas calamidades en sus vidas y puede que no tengan alternativa para poder construir una vida mejor. Piensa en esto por un momento.

Todo esto te lo digo porque esta mañana cuando me he levantado, una de las primeras imágenes que he visto y que me ha entristecido profundamente ha sido la imagen del niño sirio de 3 años hallado sin vida en la orilla de una  playa. En esos momentos he sentido como mi alma se desgarraba de dolor y tristeza por todos esos niños que junto con sus familias huían de la guerra de Siria y  que encontraron un destino tan cruel y triste en la frontera de Turquía.

Tragedias como esta es lo que te hace pensar que muchas veces, no somos conscientes de lo afortunados que somos y que no tendríamos que quejarnos de nuestros problemas. Es más, la queja deberíamos eliminarla de nuestras vidas.

Yo también tengo mis desafíos en la vida, como todo el mundo, pero te garantizo que viendo esas imágenes, en esos momentos y ahora escribiendo este post, siento que no tengo problemas, que eso que a veces nos puede quitar el sueño no es nada, de repente ha desaparecido todo aquello tan banal que me preocupaba.

Nuestras necesidades las tenemos cubiertas, tenemos practicamente todo lo que decimos necesitar (seguridad, sustento, techo) y aún así cada vez hay más personas que expresan sentimientos de inquietud, malestar, fatiga, estres, inseguridad y frustración.

Pero de lo que no somos conscientes todavía es de que realmente somos afortunados, de que hemos despertado esta mañana en una cama cómoda, de que tenemos para alimentarnos y para alimentar a nuestras familias, de que ahora podemos leer esto en Internet porque disponemos de este medio con facilidad, de que tenemos unos brazos, unas piernas y un cerebro para poder realizar el trabajo que necesitamos para ganarnos la vida, y de muchísimas cosas por las cuales deberíamos dar las gracias por tener en nuestras vidas pero que la mayoría de veces damos por sentado que tienen que estar ahí para nosotros.

Es nuestra responsabilidad tomar conciencia de lo que tenemos y de hacer lo mejor que podamos con todas esas cosas que disponemos y que otros no tienen la suerte de disfrutar.

Sé que no suelo escribir este tipo de post, mencionando algo tan triste e impactante como la tragedia de Siria, pero hoy algo me ha tocado en lo más profundo de mi corazón y me han dado ganas de escribir esto para ayudarte a recordar, simplemente a recordar que tú como yo somos seres afortunados  y te animo a que ahora en estos momentos pienses en todas aquellas cosas y personas que tienes en tu vida y te hacen feliz   y son regalos por los cuales deberías estar agradecid@ desde lo más profundo de tu  corazón.

 

Hasta pronto amig@s!!