Enamorate de ti, y después……. de quien quieras

 

 

¿Qué dices? ¿Que me enamore de mi? ¿Eso no suena a prepotencia y arrogancia?

Estas son las palabras que me dijo una clienta cuando le dije con toda la convicción y seguridad “Tienes que enamorarte de ti, y después….. de quien quieras”. Además, sin ninguna duda. Sin pestañear. Cada vez lo tengo más claro. Y ahora, cuando leas estas lineas vas a entender porqué….

A muchos de nosotros nos han dicho desde niños que creernos que somos maravillosos, guapos, poderosos, y todos los calificativos positivos que se te puedan ocurrir, era algo que está muy mal visto, que nos van a tratar de engreídos, prepotentes o egoistas.

Y lo que te voy a decir ahora te va a hacer reflexionar o por lo menos…..te va a hacer cuestionar todo lo que hasta ahora, has creído sobre el significado que le hemos dado a saber reconocer y amar lo que somos en realidad.

Es bastante común escuchar a personas que vienen, se sientan con nosotros y empiezan a soltar un montón de calificativos negativos acerca de su persona, de su difícil situación o de sus propias incapacidades, etc…. Y parece que eso lo vemos “normal”, que no nos chirría.

Sin embargo, si viene alguien que habla acerca de sus logros,  diciendo que tiene buenas  cualidades personales y que está feliz con su cuerpo, consigo mismo y con su vida……Lo miramos y pensamos….Vaya!!…¿Pero quien se ha creído que es?…….. ¿El centro del Universo? ,  ¿ Que está por encima de todos nosotros??…..Menudo egocentrico, prepotente….uff!! ¡¡que se vaya bien lejos!!

Suena bastante fuerte, pero muchas veces he escuchado ese tipo de comentarios……Sobre todo, cuando la persona en cuestión se marcha…..

No nos engañemos. Es fácil emitir ese tipo de juicios. Por que nos han inculcado que eso está mal visto y que tenemos que ser muy modestos  y no creernos que somos tan buenos.

Yo no estoy hablando de ser arrogantes o egoístas,  ni mucho menos de ponernos por encima de los demás. Nada de eso. Es más, la arrogancia, la prepotencia y el egoísmo, precisamente van relacionados con el miedo y en muchos casos esconde un profundo  sentido de inferioridad. Es decir, todo contrario a lo que comunmente se cree.

No somos superiores a nadie, pero tampoco inferiores. Ten esto muy presente.

Lo que yo hablo no tiene nada que ver con el egoísmo, sino con el amor propio. Porque ese es el amor que siempre debes buscar y cultivar . Antes de buscarlo en cualquier otra persona.

Cuando nos amamos y nos respetamos somos más capaces de establecer límites, de lo que queremos y de lo que no queremos en nuestras vidas. Y hay cosas que no debemos tolerar cuando atentan contra nuestra propia valía personal y nuestros principios.

Reconocerte como una persona valiosa y digna de amor hace que ciertas cosas que has soportado por miedo a que te abandonen o a que te excluyan de algún grupo ya no sean negociables. ¡¡Nunca más!! Porque si trabajas en tu amor propio y autoestima, vas a saber lo que realmente vales y mereces, y por supuesto,  vas a tener muy claro cuál es el trato que quieres recibir por parte de los demás.

Existen muchas señales que nos indican que no nos estamos valorando ni amando lo suficiente y en consecuencia nuestra autoestima está siendo afectada:

  • Falta de motivación para conseguir las cosas que quieres
  • Ansiedad y preocupación frecuente
  • Insatisfacción respecto a la vida que llevamos
  • Enfoque constante en lo que nos falta y no en lo que ya tenemos.
  • Incomodidad cuando alguien nos elogia
  • Indecisión
  • Tomar las cosas siempre a modo personal
  • Compararse con los demás……(frecuentemente a la baja, claro)
  • Dificultades para decir “NO”.
  • Postura corporal encorvada
  • Darse por vencido ante la mínima dificultad.
  • etc….

En mi caso personal, he de decir que también me creí que debíamos ser muy modestos y no teníamos que hacer menciones a nuestras buenas cualidades porque nos iban a tachar de personas engreídas, arrogantes, etc….

Además, me parece que es una de las creencias que a mi personalmente más me han limitado durante muchos años de mi vida.

De hecho, descubrí que tenía varios síntomas de baja autoestima y ese fue el principal motivo por el cuál decidí investigar y especializarme en el Coaching de  Autoimagen ( siendo la autoestima una de las partes más importantes).

Alguien me dijo en mi niñez que no me creyera nada de los cumplidos y elogios que las personas de mi entorno me decían. Que no eran verdad. …….Y adivina qué…..

Desde ese momento hasta hace unos años, desconfiaba  totalmente de los cumplidos o elogios que recibía por parte de los demás.

Si alguien me decía que era muy bella, yo inmediatamente pensaba: ” seguro que lo dice por quedar bien, pero no es verdad”….o …..”seguro que quiere algo de mi”….o ….” Que interesada y mentirosa es la gente”

Muchas veces,  no sabemos hasta qué punto ese tipo de creencias limitantes nos están fastidiando la vida y nuestras ilusiones. Tendemos a pensar que hay algo en nosotros que no anda bien. Que hemos tenido mala suerte, o que las personas que nos rodean nos hacen sufrir, o que nuestro entorno no nos apoya y un sin fin de argumentos más….

Pero una vez eres consciente de que lo de fuera nos está reflejando la opinión que tenemos de nosotros mismos, si queremos, podemos cambiar.

Porque tal y como te trates a ti mismo, te tratarán los demás…..

Debemos saber que todos los resultados que tenemos en nuestras vidas vienen en base a como nos sentimos con nosotros mismos, 

 

 

Te aseguro que cuando llegas a ese momento “Aha”, te das cuenta de que puede que  no te estés amando ni valorando lo suficiente y descubres que todo parte de ahí. Porque lo que vemos fuera es un reflejo de lo que llevamos dentro y toda causa tiene su consecuencia, lo queramos o no. Te haces más consciente de que según lo que tu te valores , te ames y te respetes, del mismo modo lo harán los demás.

Con lo cuál, lo que te vengo a decir es que, revises que tipo de creencias tienes acerca de ti, quizá  vienen de tus experiencias o quizá vienen  heredadas de otras personas. Son creencias  acerca de tu valía personal, de lo que ves en el espejo, de lo que crees que eres capaz ,y examina si tienes algunas señales que te está reflejando la vida con  tu situación actual y que te están mostrando como estás en estos momentos. Esto te va a dar mucha información.

Porque cuando detectamos que algo no funciona como queremos en nuestra vida, te aseguro que detrás de ese resultado no deseado existe alguna o algunas creencias limitantes acerca de ti mismo que están operando de forma incosciente y te están impidiendo conseguir las cosas que deseas.

Afortunadamente, yo gracias al Coaching y otras herramientas para cambiar las creencias limitantes por creencias que nos potencian, he conseguido transformar ese autoconcepto que tenía sobre mi y que en el pasado me provocaba experiencias desagradables.

Esto es un trabajo personal. No es una píldora mágica y a mi me ha llevado mi tiempo poder transformar y construir una sana Autoimagen. Ahora siento que  soy una persona más conectada y consciente del verdadero poder que todos llevamos dentro. Sin importar las opiniones de los demás.

Hace tiempo que cuando alguien me elogia por algo….felizmente lo acepto y agradezco. Y te animo a que hagas lo mismo, déjate la modestia a parte…..:-)

Porque el amor de tu vida eres tú. Y lo más importante es que te sientas bien. Así que, enamorate de ti, y después ….de quien quieras…..

Aprovecho para decirte que estoy seleccionando a 10 personas que quieran probar una sesión estratégica de Coaching gratuita conmigo.   No tengo muchas plazas disponibles. Así que si crees que ha llegado el momento de despejar los bloqueos que te impiden vivir con más plenitud y felicidad, consigue ahora tu sesión rellenando el siguiente formulario:

Formulario Pre-sesión

Nos vemos pronto!!!!

¿ Aún albergas creencias de tu infancia?

Hola chic@ss!!

Muchas veces tenemos la costumbre de decir ante determinadas circunstancias: <<Yo soy así>> o <<Las cosas son así>>. Y realmente lo que estamos diciendo es que para nosotros las cosas son así pero porque creemos que son así y son  verdades ” para nosotros”.

Si lo piensas bien, muchas de las cosas que creemos, son opiniones de los demás que nosotros hemos adoptado en nuestro sistema de creencias y lo consideramos como verdades.

¿Eres de esas personas que cuando se levantan y ven que está lloviendo, se quejan y dicen que es un día horrible?

En realidad, ¿que tiene de horrible que llueva?  Es necesario para nuestra supervivencia en este planeta y completamente natural.

Si nos ponemos la ropa adecuada y cambiamos nuestra actitud, hasta podemos disfrutar de un día de lluvia.

Si realmente creemos que un día de lluvia es horrible, cada vez que llueva, nos sentiremos deprimidos y todo nos parecerá un incordio, sintiendonos molestos a cada paso que damos.

Cualquier cosa que creamos llega a ser verdad para nosotros. Esto es lo que comunmente se suele llamar la profecía autocumplida. Donde ponemos nuestra atención e intención es lo que realmente estamos creando en nuestra realidad, nos guste o no nos guste. Porque a todo lo que le damos nuestra atención con nuestros pensamientos , palabras o actos, es lo que se va a expandir y materializar en nuestras vidas.

 

Cualquier cosa que yo decida creer, llega a ser una realidad para mi. Cualquier cosa que tú decidas creer, llega a ser una realidad para ti. Y lo que pensamos puede ser totalmente diferente, porque nuestras vidas y nuestras experiencias son diferentes.

La mayoría de nosotros solemos pensar o adoptar creencias de nuestros padres, pero no es necesario que sigamos haciéndolo. Puede que cuando éramos niños si que nos sirviera pensar de determinada manera por protegernos pero cuando somos adultos, podemos decidir qué creer en base a lo que queramos experimentar en nuestras vidas .

Voy a poner unos ejemplos de ciertas creencias que solemos adoptar en la infancia pero que pueden llegar a ser muy perjudiciales para nuestro bienestar emocional en la edad adulta:

” Los chicos no lloran”: Los niños que creyeron esto, suelen tener muchas dificultades para expresar sus sentimientos en la edad adulta.

 ” No hables con desconocidos”: En la edad adulta, albergando esta creencia, las personas tienen muchos problemas para socializar con los demás y tienen tendencia a aislarse de la gente. Sientiendose a menudo sólos e incomprendidos.

“No te fies de nadie, la gente te engañará”:  Con esta creencia, es posible que desconfíemos de todo el mundo y estemos aterrorizados porque pensamos que nos la van a jugar en cualquier momento.

Y como estas, hay un sin fin de frases que nos decían cuando éramos niños pero que ahora ya no nos sirven y tenemos que detectar si alguna de estas creencias sigue en nuestro sistema impidiendo que nos desarrollemos emocionalmente como deberíamos en la edad adulta.

Te recomiendo que cuando sospeches que tienes una creencia trasmitida de los adultos cuando eras pequeñ@ y sientes que ahora te está limitando en ciertas áreas de tu vida, te hagas las siguientes preguntas:

¿Esto que creo es realmente cierto?

Por ejemplo: ¿Porqué creo que para mi es dificil aprender? ¿ Porqué no me pregunto si eso es verdad para mi ahora? ¿De donde saqué esta creencia? ¿ De mis maestros de escuela? ¿ De mis padres?

¿ No sería mejor abandonar esta creencia?

¿ Que tal si empiezo a pensar en lo contrario?

No importa cuanto tiempo hayamos albergado con nosotros estos tipos de creencias, hoy las podemos cambiar . Recuerda que en tu mente sólo piensas tú.

Tus ideas y creencias durante toda tu vida han creado este momento. Lo que tú en este momento decidas pensar y creer , creará tu futuro.

Puedes seguir escogiendo pensar como lo has hecho siempre y seguir como hasta ahora. O puedes elegir cambiar todas aquellas creencias que sabes que hoy te están limitando y no dejan que tu vida sea como tu quieres que sea. Es siempre una elección cambiar y hacer lo posible por estár en una mejora constante en nuestro camino de vida.

Así que, te animo a que examines si aún sigues creyendo algo que te transmitieron los adultos cuando eras pequeñ@ y percibes  que hoy te está perjudicando en algún área de tu vida, y que lo sustituyas por creencias que te potencien y saquen lo mejor de ti.

Nos vemos pronto!!!

 

¿Aún te preocupa el “qué dirán” ?

Hola chic@ss!!

El tema de hoy es un poco recurrente en nuestras vidas aunque pensemos que ya no va con nosotros preocuparnos por el “qué dirán”.

Como seres sociales que somos, estamos  llenos de costumbres que nos han inculcado desde que eramos pequeños para que sigamos cumpliendo ciertas normas sociales y no nos salgamos del paradigma popular,en muchas ocasiones nos sentimos limitados en cierto modo cuando queremos expresar lo que verdaderamente somos y lo que queremos ser. Esto suele ser por el miedo al “qué dirán”. 

Lamentablemente, aún existen muchos escenarios sociales en los que las personas están llenas de prejucios. Y no estoy hablando sólo de los pueblos pequeños que ya sabemos que como resaltes un poco más que los demás o simplemente te guste ser diferente, pasas a ser el blanco perfecto para cuchicheos y críticas. También nos encontramos con personas dadas a criticar a otras en los barrios de las grandes ciudades, en algunas reuniones de  vecinos de nuestro edificio, en el trabajo, en la familia,etc…

Pero….¿ Cómo podemos enfrentar el temor al “qué dirán”?

Lo primero de todo es tener muy, pero que muy claro que es imposible gustar a todo el mundo. Esto a veces es incluso beneficioso para nosotros. De verdad, ¿Crees que te hace bien estar con  personas que en realidad no son afines a ti? Por supuesto que no!!

Es  saludable relacionarnos con personas que nos gustan y que les gustamos, simplemente por afinidad nos atraemos. Y los que no…, pues que les vaya bonito, no nos interesan cerca.

En mi caso, yo siempre he vivido en un pueblo y he visto personas de todas clases y maneras de ser, pero siempre he congeniado con unas más que con otras ( supongo que como todo el mundo). Debo reconocer que hace algún tiempo no llevaba bien que alguien hablara de mi, me angustiaba estar pendiente de lo que opinaban los demás. Pero ahora me río cuendo me vienen esos pensamientos o temores “al qué dirán”o “qué pensarán de mi”. Te cuento que  en estos momentos, eso ya lo he superado, sino, ahora mismo no estaría escribiendo en este blog, ni me hubiera lanzado a emprender en Internet, ya que tengo que estar presente en  todas las redes sociales.

¿ Y sabes qué? He descubierto un mundo de posibilidades, estoy conociendo a  muchas personas fantásticas  que les gusta como soy, y  soy consciente que habrán otras tantas que no les gustaré en absoluto, pero lo tengo asumido y  creo firmemente que nos gustan las personas que en cierto modo  son parecidas a nosotros, con lo cual esto es genial.

Nota: En este blog hablo de cosas que yo ya he superado, las que aún no he superado, sigo trabajando en ellas.

Hay una frase que dice: “Algunos te amaran por lo que eres, y otros te odiarán por la misma razón” .

Que le vamos a hacer, eso es así. Entonces aceptémoslo y sigamos con nuestras vidas.

 

Acepta las críticas: Por otra parte, hay ciertos comentarios que no nos van a gustar, pero esto es normal, cada uno tenemos una manera de ver las cosas y tenemos que respetar la opinión de los demás sin llegar a ser groseros. En esos casos tenemos que ver que existen muchos puntos de vista, respetarlo,  y no llegar a la famosa lucha de egos por tener la razón .

Respeta tus derechos: Defiéndete y valórate delante de los demás, depende de la autovaloración que tengas , los demás te verán de la misma manera, con lo cual el trabajo es prestar más atención a tu amor propio.

Creeme que lo mejor que puedes hacer por tu felicidad es hacer lo que te haga sentir bien a ti, toma tus decisiones porque es lo que te dicta el corazón y no por lo que los demás te digan. Porque si persiste el miedo al “qué dirán” y no haces ni dices lo que tú verdaderamente quieres, llegará un momento en el que te harás pequeñit@ y tu personalidad se apagará.

Para mi, la excesiva preocupación por el qué dirán es una de las mayores causas de infelicidad, porque son esos miedos los que en realidad están  limitando nuestra grandeza .

Y mi pregunta es esta:  ¿ Vale la pena sacrificar tu potencial por tener tanto en cuenta la opinión de los demás?

Te dejo con esta reflexión

No olvides comentar si estás de acuerdo o si quieres compartir cuales son los miedos que te atormentan con este tema.

Nos vemos pronto!!