¿Qué es más importante; el físico o la actitud?

Vaya!! Qué tema más interesante….¿Verdad?. En realidad, Podría llevarnos horas debatir estas cuestiones….Pero no te preocupes, en unas pocas líneas te voy a hablar de estos aspectos de una manera simple y desde mi experiencia en estos temas.

En mi opinión los dos aspectos son importantes, aunque esto tiene unos matices que quiero compartir contigo para que así puedas sacar tus propias conclusiones.

La atracción física

La atracción física puede ser muy importante según si eres hombre o mujer, y también, según el momento de tu vida en el que estés.

Siendo honesta, pienso que todos nos hemos formado una imagen mental de una persona la primera vez que la vemos. De hecho, esa primera impresión cuenta, y mucho…. es más, esa primera impresión la formamos en milésimas de segundos.

En muy poco tiempo, de manera inconsciente,  hacemos valoraciones de todo tipo, si nos gusta, si no nos gusta, si nos inspira confianza o no, si queremos pasar tiempo con ella o no, etc.. Obviamente, las otras personas, también crean una imagen mental de nosotros la primera vez que nos ven.

Pero ojo! Estas valoraciones las hacemos según como somos. Es decir, según nuestras experiencias, recuerdos, necesidades, creencias , miedos, deseos y rasgos de personalidad.

Por lo tanto la imagen y el físico es importante.

Y si me preguntas ¿ Es más importante el físico que la actitud? Te responderé que NO.

Y aquí, voy a matizar un poco…..

Es importante nuestra imagen ya que con ella transmitimos mucha información a los demás sobre cómo somos y cómo estamos. Incluso sin decir ni una palabra, nuestra imagen habla mucho de nosotros. Por lo tanto, no debemos descuidar nuestra apariencia física. Además, arreglarnos “sanamente” aumenta nuestra autoestima y el hecho de lucir bien ayuda en muchos casos a sentirnos mejor…

Aunque, desde mi punto de vista, al mismo tiempo, es muy importante trabajar y cultivar nuestra actitud para ser siempre nuestra mejor versión.

Seguro que sabes de  personas que son muy atractivas  físicamente y cuando las conoces más, te das cuenta de que tienen una forma de ser que deja mucho que desear…a eso es a lo que me refiero.

Por supuesto que también ocurre al contrario. Hay personas con una personalidad muy atractiva, y sin embargo, su físico no resulta tan atractivo según los estereotipos de la sociedad.

La actitud, bien trabajada, hace que podamos tener relaciones personales de calidad y duraderas.

A pesar de lo que digan los estándares de belleza, quiero que sepas que nadie puede imponerte con certeza absoluta qué es belleza o fealdad. Tú puedes inventar tu propio concepto de belleza desde tu criterio y autenticidad. Para amarte a ti y sentirte a gusto en tu propia piel no necesitas basarte en opiniones externas.

Hay días en los que al levantarnos por la mañana, nos  miramos en el espejo y no nos gusta del todo nuestro aspecto, y puede ser por distintos motivos…..otros días sin embargo, podemos vernos más favorecidos. Nuestra imagen puede cambiar o la podemos cambiar tanto para mejor como para peor y sabemos que aquí intervienen muchos factores.

Pero, he de decirte que  tu personalidad y actitud  siempre estarán contigo. Y si cultivas una buena actitud, siendo honest@ contigo mism@, y trabajas en tu amor propio, te aseguro que te sentirás con más poder personal para enfrentar cualquier circunstancia y conseguir tus metas. Además, la consecuencia de todo esto es que, inevitablemente, desarrollarás  una personalidad altamente atractiva.

 

¿No me crees?   Aquí te enumero algunos porqués:

  1. Proyectamos a los demás cómo estamos interiormente. Por lo tanto cuanto más trabajes en sentirte bien contigo mism@, más felicidad y pensamientos positivos tendrás que harán que le alegres la vida a los demás.
  2. Conocer tus puntos fuertes y potenciarlos te permitirá mostrar lo mejor de ti y serás percivid@ como una persona altamente atractiva.
  3. Desarrollarás tus habilidades sociales, conocimientos y actitudes,  con lo cuál,  pondrás tu mente a tu favor para conseguir las cosas que te propongas.
  4. No temerás cometer errores porque entenderás que son un peldaño más para crecer y fortalecerte en las cosas importantes de tu vida.
  5. Dejarás de lado la autocrítica, la envidia y la queja.  Abandonarás cualquier sentimiento de víctima porque sabrás que tratándote bien a ti mism@ y reconociéndote como alguien valioso, sólo puedes tener sentimientos positivos hacia ti y hacia los demás.

Conclusión, todo el mundo esconde detrás de sus armaduras un gran atractivo natural. Muchas veces no somos conscientes de nuestra belleza interna y externa. Sin duda, cultivar ambos aspectos puede mejorarte la vida en muchos sentidos.

Y desde mi experiencia, trabajar la actitud y el aspecto físico puede ir de la mano perfectamente. Porque lo interior y lo exterior  está muy conectado. Mi consejo es que empieces desde hoy a desarrollar una personalidad y una imagen de ti mism@ más atractiva y sexy en base a tus propios gustos. Por que sin duda, trabajar en ti mism@ va a aumentar tu autoconfianza y por ende, tu atractivo personal a todos los niveles.

Y hablando de mejorar……….. Hoy te traigo buenas noticias!!!.

Recientemente he lanzado un nuevo minicurso gratuito en el que te revelo “Los secretos para potenciar tu atractivo personal”

Sé que te va a encantar!!!

Durante estos días, estoy recibiendo muchos mensajes positivos de las personas que ya lo están recibiendo. Realmente, están mejorando sus vidas aplicando las claves fundamentales que comparto en este minicurso .

 

Consigue ahora el mini-curso gratis aquí

 

Espero que te ayude y que lo disfrutes!!

Nos vemos pronto!!!

 

 

 

 

Porqué es importante mejorar la relación contigo mismo

Si tomamos la vida como un espejo de nuestro interior, podremos darnos cuenta que la calidad de nuestras relaciones con los demás están reflejando la calidad de la relación que tenemos con nosotros mismos.

¿Suena osado? No lo creo. Yo diría más bien,… interesante

En el mundo de hoy tan cambiante, tan conectado y a la vez tan desconectado de lo esencial, es necesario que nos detengamos por un momento y reflexionemos sobre lo que nos está reflejando la vida, porque si sabemos ver, dice mucho de cómo estamos interiormente.

Te confieso que a mí, me costó un poco entender este concepto, incluso reconozco que en mi pasado no lo aceptaba y pensaba que la vida era algo que nos sucedía, es decir, que las cosas muchas veces nos pasaban por azar  y que poco teníamos que ver nosotros en todo lo que nos sucedía….¿influencia de las películas de Hollywood?..Puede ser.. 🙂

Sin embargo, la vida me ha puesto delante experiencias ( gratas y no tan gratas) que me han llevado a entender que este concepto de la ley del espejo tiene más sentido de lo que pueda parecer en un primer momento.

Puede que te hayas dado cuenta de que cuando estás triste detectas fácilmente a las personas que también lo están. Del mismo modo, cuando estás alegre y feliz porque tu día está siendo muy bonito…. puedes ver a las personas alegres que brillan más de lo normal.

¿Te has preguntado alguna vez porqué hay determinadas conductas de algunas personas de tu entorno que te irritan enormemente? Y sin embargo….¿Porqué a otras las admiramos aunque tengan conductas que en otros nos molestarían? Pues la respuesta que a mi me costaba tanto entender es que esas personas, tanto las que nos irritan como las que admiramos, son espejos que nos reflejan  cómo nos sentimos con nosotros mismos.

Si, lo sé. A nuestro ego le cuesta mucho aceptar esto.

De hecho, muchas veces echamos la culpa a los demás de las cosas desagradables que vivimos. Sin embargo, estamos viendo fuera lo que debemos resolver en nuestro interior.

Las mujeres, por ejemplo, cuando nos miramos en el espejo y vemos que tenemos ojeras, ¿qué hacemos la mayoría? aplicarnos un cubre ojeras o maquillaje para  lucir mejor.  No le aplicamos el maquillaje al espejo para vernos bien. Sería absurdo. ¿No crees?

Pues con esta metáfora quiero que entiendas que si hay algo en tu vida que no te gusta, ya sean ciertas conductas de personas o situaciones,…..Lo más apropiado es que mires en tu interior y hagas los retoques que tengas que hacer (y no me refiero al maquillaje, ya me entiendes…). No va a servir de nada querer cambiar a los demás para tu propio beneficio,  porque no estamos aquí para controlar a los demás, estamos para aprender y conocernos a nosotros mismos.

“Corrijo en mi lo que me molesta de ti”

Lo que nos molesta mucho de otros tiene que ver con algo no resuelto en nuestro interior, consciente o inconscientemente, y esto nos está reflejando como nos tratamos a nosotros mismos.

Ten en cuenta que todas las experiencias negativas que tenemos en la vida, nos sirven para que nos demos cuenta de que tenemos aspectos importantes que debemos trabajar con nosotros mismos. Asimismo, lo que admiramos y apreciamos de los demás, lo llevamos dentro y podemos desarrollarlo, es más, debemos potenciarlo para nuestro mayor bien y para el de las personas de nuestro alrededor.

Si eres consciente de qué te está reflejando tu entorno, podrás saber cual es tu relación contigo mismo. Porque tal y como tú te tratas , te tratarán los demás.. Para ello pregúntate:

  • ¿Me valoro como me gustaría que lo hicieran los demás?
  • ¿Me critico a mi mismo a menudo?
  • ¿Me descubro frecuentemente pensando el los errores que he cometido en el pasado?
  • ¿Me tomo el tiempo para cuidarme y mimarme como merezco?
  • ¿Expreso lo que siento con facilidad?
  • ¿Tiendo a compararme con los demás?
  • ¿Me enfoco más en mis debilidades que en mis fortalezas?
  • ¿Me gusta lo que veo cuando me miro en el espejo?
  • ¿Merezco lo mejor de la vida?

Si has respondido a estas preguntas honestamente, vas a tomar conciencia de cuál es la relación que tienes en estos momentos contigo mismo y a la vez, según lo que experimentes en tu vida, podrás tener algunas respuestas de porqué te pasan ciertas cosas.

Si te amas y te aceptas tal y como eres, respetándote, valorándote y cuidándote, seguro que tu mundo exterior te va a reflejar lo mejor para ti. Así de importante es mejorar la relación con nosotros mismos. 

Por lo tanto, te animo a que analices qué es aquello que tanto te molesta de los demás y observa de qué manera te lo estás haciendo a ti mismo para que puedas aceptarlo y cambiar. Pero sobre todo, perdónalo y perdónate, porque el perdón es el mejor bálsamo para el alma y sin duda, es lo que más te puede liberar.

Espero que este artículo te haya servido de ayuda.

P.D: Si has detectado que la relación contigo mism@ no es como quisieras y estás dispuest@ a mejorarla de una vez por todas. Puedes solicitar una sesión estratégica gratuita conmigo aquí: Consigue tu sesión gratis

En esta sesión de 30 minutos, te ayudaré a que tengas más claridad en tu situación y te revelaré de qué manera yo puedo ayudarte.

Nos vemos pronto!!