Entradas

¿Para qué sirven los obstáculos en tu vida?

Hola chic@s.

Hoy os quiero hablar sobre como afrontar y superar los obstáculos que van apareciendo en nuestras vidas.

Lo primero que uno se pregunta sobre los obstáculos es ¿Sirven para algo? ¿Cuál es el motivo de su existencia? He aprendido con el paso del tiempo, que su significado es muy profundo, mucho más de lo que imaginamos.

Por lo general, los obstáculos que la vida nos pone delante no son sino oportunidades para ser mejores, para desarrollar nuestras cualidades dormidas.

Aquí reside la diferencia entre personas que pese a las dificultades se ven felices, y aquellas que caminan con la cabeza agachada día tras día. ¿Qué haces cuando la vida te planta un obstáculo delante?, ¿Qué palabras te repites a ti mism@?

Ser más capaces de superar los obstáculos.

El libro » Un hombre en busca de sentido» de Victor Frankl es un gran ejemplo. Doctor, psiquiatra y escritor, en su obra explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterápia. Prisionero durante años en campos de concentración, relata con un temple sorprendentemente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora ante una situación tan devastadora.

Te aconsejo leerlo, ya que cuando lo acabes, verás cualquier obstáculo o problema en tu vida un poco (o mucho) más pequeño.

 

Aprender de los obstáculos es una tarea que, por lo general, no se nos ha enseñado, la debemos aprender con el transcurso de la vida. Los problemas o dificultades nos ponen a prueba, nos enseñan, nos transforman, nos hacen desarrollar nuevas cualidades y despiertan talentos dormidos…

Dicen que no es bueno sufrir, pero sí que viene bien haber sufrido.

Quizás sea porque cuando ya has pasado por dificultades y obstáculos aprecias con mucha mayor claridad el color y el tono de la vida. Es como si fueras más capaz de entender y afrontar esos obstáculos ya que las experiencias anteriores (nunca errores) te ayudan a verlos desde otra perspectiva.

No se trata de pelearse con las dificultades, sino de aceptarlas. Algo así como, “Esto va a ser complicado, lo sé. Ahora voy a hacerlo lo mejor que pueda”.

Casi todo tiende a complicarse, mucho más de lo que habías imaginado. ¿Por qué no aceptarlo? ¿Por qué no asumir ya desde el principio que la vida viene con obstáculos?

Escapar de las dificultades está de moda. No sentir también lo está, para ello utilizamos miles de artilugios, tarjetas de crédito, televisión, perdernos en redes sociales…..Vivimos dentro de esa sensación de estrés en la cual no queremos pararnos a mirar dentro. Cualquier excusa es buena para evitar tomarnos un café con nosotros mismos, para evitar irnos a dar un paseo por la playa o por la montaña, a solas, a encontrarnos y sacar esa valentía para afrontar cualquier prueba que la vida nos presente.

La posibilidad de cambiar es un signo de madurez, es lo que nos permite crecer y encontrar la forma de obtener lo que queremos.

Si identificamos cuál es el problema también aparece la solución porque es la confusión la que hace que no podamos resolver los problemas. Lo importante es enfrentar los obstáculos y ser capaces de tomar la decisión necesaria para superarlos.

Los problemas difíciles pueden tener soluciones fáciles, pero pueden necesitar de nuestra fortaleza mental para encontrarlas.

Tenemos ideas preconcebidas y supuestos inconscientes sobre la realidad que damos por sentado y que no siempre coinciden con los hechos. Esta condición puede impedirnos cumplir con nuestros proyectos.

Te invito a que reflexiones sobre cuales son tus metas, tus proyectos y a que afrontes los obstáculos que aparecen en tu camino, no en tu mente.

Espero que este post te ayude a avanzar hacia tus sueños.

Un saludo

(parte de este post está inspirado en contenido de Excélitas, Cesar Piqueras)

DEJA A UN LADO LA NECESIDAD DE VENDER PARA QUE PUEDAS VENDER

Hola chic@s!!

Hoy quería hablarte de negocios y de las ventas. Estos dos conceptos son inseparables. Resultaría extraño que un negocio prosperase sin tener promoción ni Marketing. Sería un caso rarísimo y muy arriesgado. Lo mejor es no esperar  a que tu negocio sea uno de esos casos, podrías llevarte un disgusto.

Así que si quieres prosperar en tu negocio personal, deberías aprender a promocionarlo ( al menos que puedas permitirte contratar a alguien que lo haga por ti) .

Las habilidades de promocionarse y de vender son el corazón del éxito financiero .

<<Todo el mundo vive de vender algo>> . Si te paras a pensar, todos trabajamos en ventas, ya seamos empledados o emprendedores. Pero…¿Qué vendemos? 

No vendemos un producto, ni vendemos un servicio. Pero si vendemos los beneficios  de un producto o servicio. vendemos soluciones a problemas.

¿Y tú? ¿qué problemas solucionas? Debes tener muy presente que cuanto más grandes sean los problemas que resuelves , más dinero podrás cobrar por ello. Por eso es importante saber que un gran problema es una gran oportunidad para quien sea capaz de resolverlo. Los expertos en solucionar problemas tienen cola en sus puertas de personas, con dinero en la mano, deseosas de pagar a quien les ayude a resolver sus problemas.

Tus clientes quieren oir lo que haces, enfócate en las soluciones que les proporcionas . Tienes que hablar de los beneficios y de los resultados y no tanto de la metodología que utilizas. ¿Puedes ver la diferencia?

Las ventas perdidas se deben a que no se han expresado bien lo argumentos en el momento preciso. El vendedor, en lugar de centrarse en las razones del cliente para comprar, se centró en las suyas para vender.

Piensa en esto detenidamente: tus clientes quieren que les ayudes a obtener un beneficio y/o resolver un problema. El resto, creeme, lo ven como paja de relleno y no les interesa. Tu cliente no quiere que le vendas, quiere comprarte. Respeta su voluntad y facilita su venta pero sin forzar.

Algo que me parece muy adecuado pensar es que el estado mental más elevado de un emprendedor es el de riqueza mental, desde el cual no <<necesita>> hacer la venta aunque prefiere hacerla a no hacerla, por supuesto.

Y esto te lo explico de una manera muy fácil: Si no necesitas hacer la venta, el cliente potencial no detecta la desesperación por vender ( punto importantísimo) .¿ Acaso comprarías aquello de lo que el vendedor trata de deshacerse desesperadamente? Claro que no, nadie quiere lo que el otro <<no quiere>>

ideas-para-vender-mas

A las personas no nos gusta que nos vendan, pero nos gusta comprar. Entonces…¿Por qué en vez de crear un clima de venta no creas un clima de compra? Si tu cliente potencial detecta que quieres venderle, se pondrá a la defensiva aún necesitando lo que vas a ofrecerle. Pero si le invitas a comprar, dejando espacio a que él sea quien te compre, haréis negocios.

Mi consejo es que dejes a un lado la necesidad de vender, que no te estorbes con esto y verás que todo fluíra mejor y con más naturalidad. Recuerda que vender no es: Presionar o manipular a las personas para que te compren. La venta tiene que ver con la escucha activa y con conectar con las personas y sus necesidades.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda para tu camino como emprendedor/a de éxito.

Mis mejores deseos para ti.